El síndrome del vestuario, ¿lo padeces?

Síndrome del vestuario, ¿lo padeces?

El síndrome del vestuario es muy común y afecta a un gran número de la población masculina. Pero, ¿qué significa exactamente? El síndrome del vestuario hace referencia a un trastorno dismórfico corporal. Quien lo padece, se caracteriza por sufrir cierta obsesión por el tamaño de sus genitales. Esto hace que  sienta una enorme ansiedad y miedo ante la idea de tener que exhibir sus desnudez públicamente. Ya sea ante otros hombres (en un vestuario) o frente a una mujer.

En qué consiste

Al síndrome del vestuario se le conoce por esta expresión al ser una situación bastante común en la vida de una persona normal. Los problemas de ansiedad se incian por la presión de tener que ducharse o desvestirse en presencia de otros hombres. Es mucho más frecuente entre jóvenes y adolescentes. Estos están en una edad delicada donde aún se están asumiendo los cambios físicos, el desarrollo de la sexualidad y los rasgos de la personalidad. También es una etapa en la que las críticas y las bromas pueden ser crueles (la capacidad de empatía todavía es escasa durante este periodo). Esto, unido a la inseguridad con respecto al propio cuerpo, hace que cada comentario recibido tenga mucho más peso. Hasta el punto de llegar a afectar la autoestima y las relaciones con las demás personas en la edad adulta.

Este tipo de trastorno, el dismórfico corporal, se considera un trastorno psicológico, cuando no hay un problema físico real. Se manifiesta como una preocupación inusual y exagerada por alguna parte del cuerpo que el individuo considera que no se ajusta a los estándares actuales de lo que se entiende como aceptable, atractivo o bonito.

El síndrome del vestuario se enfoca exclusivamente en la preocupación por el tamaño del pene y es el más frecuente entre los varones. ¿Hay motivos reales para vivir con tal angustia? ¿Cual es la solución?

Qué provoca el síndrome del vestuario

La falta de información es el factor principal que propicia este trastorno dismórfico. El síndrome del vestuario suele aparecer en el varón a una edad temprana, en la escuela. Esta es una etapa en la que ni el pene, ni el resto del cuerpo están completamente desarrollados, ni han alcanzado su tamaño máximo.

Para saber si existe un motivo real de alarma, lo recomendable es tomar medidas del pene y echarle un vistazo a las estadísticas. Se estima que el tamaño medio de un pene en erección es de entre 13 y 16 centímetros de longitud. Aunque solamente el 23% de los varones superan los 15 centímetros.

Más factores a tener en cuenta

  • La edad a la que deja de crecer el miembro. Aunque cada persona es un mundo, la edad promedio a la que terminan de desarrollarse los genitales, es sobre los 17 o 18 años. En este momento el pene habrá adquirido su tamaño definitivo.
  • Penes de carne y penes de sangre.  Lo que se conoce como penes de sangre, suelen ser más engañosos. En reposo son más pequeños, pero al tener los cuerpos cavernosos más estrechos, la capacidad para almacenar sangre es mayor. Es decir, la diferencia de tamaño entre el pene de sangre flácido y erecto es considerable. El pene de carne sin embargo, es más grande en reposo, pero retiene menos sangre durante la erección.
  • El hombre observa su propio pene desde arriba y lo compara con el pene de otros hombres que ve frente a frente. Esta perspectiva puede resultar muy engañosa. El único que tiene la verdad es el espejo. Y a veces ni siquiera eso, pues la percepción suele ser engañosa.
  • El tamaño del pene puede sufrir alteraciones  dependiendo de situaciones del día a día o variaciones climáticas. No hay más que comparar un pene recién salido de un baño en las aguas del Atlántico con el mismo pene tras una buena ducha con agua caliente.

Cómo luchar contra el síndrome del vestuario

Lo primero es informarse para entender que el tamaño de nuestro pene entra dentro de los estándares de normalidad. Asumir nuestra talla es algo que tenemos que hacer igual que aceptar que tal vez no somos tan altos o guapos como quisiéramos. Puede ser una tarea de años hasta llegar a la autoaceptación. Pero se consigue cuando tratamos de desarrollar nuestras habilidades, dandole mayor importancia a nuestras capacidades humanas que al aspecto físico

También es importante no ceder ante el miedo. Las conductas evitativas pueden derivar en fobias que limiten demasiado nuestras vidas. No dejes de participar en determinadas actividades por temor al momento del vestuario. Enfréntalo siendo lo más natural posible.

Si consumes porno, ten siempre presente que nada es cierto. En la pornografía todo es ilusión, artificio y estereotipo. Además suelen utilizar trucos de grabación que den la imagen de un pene mucho más grande.

Técnicas naturales para alargar el pene

Sin embargo, si a pesar de todo no te sientes cómodo y notas que el tamaño de tu pene te cohibe a la hora de conocer a posibles parejas o mantener relaciones sexuales, puedes recurrir a algunos métodos naturales para agrandar el pene.

La bombas de vacío son una opción excelente para aumentar en varios centímetros la erección del miembro. Se coloca el pene en un cilindro y con una manilla se extrae el aire para hacer el vacío. Esto provoca que la sangre fluya intensamente hacia el pene, proporcionando una erección increíble.

Los extensores del pene funcionan a medio plazo y de forma definitiva, aplicando tensión sobre el miembro. Se ha comprobado que cuando se somete a una parte del cuerpo a un estiramiento continuo, las células empiezan a multiplicarse para aumentar la masa de los tejidos.

Los geles y las cápsulas naturales para hacer crecer el pene actúan estimulando la circulación sanguínea. Si se realiza el tratamiento de forma constante, los vasos sanguíneos del interior del pene y los cuerpos cavernosos desarrollan una mayor capacidad. Lo que dará lugar a un aumento del tamaño de varios centímetros.

En Farmacia Sexual queremos ayudarte a superar el síndrome del vestuario para que al fin puedas gozar de una vida sexual sin miedos ni inseguridades.

El síndrome del vestuario, ¿lo padeces?
5 (100%) 1 vote
Written By
More from farmaciasexual

Cómo aumentar la libido de la mujer

Todos queremos saber cómo aumentar la libido de la mujer para incrementar...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *